jueves, 29 de abril de 2010

2.1 ¿Qué es el adolescente?

Es el individuo maduro que es capaz de orientar su propia vida según el sentido de la existencia, con criterios propios. Desde el punto de vista intelectual o mental, el individuo maduro es aquel que es capaz de juzgar con independencia y objetividad, con sentido crítico. Desde la vertiente afectiva, posee autocontrol de las emociones y es capaz de aceptar los fracasos sin grandes conmociones interiores. Desde el aspecto social, está dispuesto a colaborar en las tareas colectivas, es tolerante con los demás y es capaz de asumir su propia responsabilidad.
El objetivo primordial de la adolescencia es conquista de la propia madurez personal. Los cambios físicos que experimenta el niño en la pubertad sorprenden al propio niño, que progresivamente advierte, como si su fuerza se multiplicara y cualquier trabajo físico supone escaso esfuerzo.

El desarrollo intelectual le permite el descubrimiento del "propio yo psicológico", lo cual unido al desarrollo físico impresionante, explica el afán de autodeterminación del adolescente. Expresión de ello es la ruptura de la anterior dependencia del adulto y la búsqueda de la libertad entendida como independencia.

Su intelecto, aunque cada vez más capaz, choca una y otra vez, con la inexperiencia y los subsiguientes fracasos. Esta alternativa entre sentirse superior y sentirse inferior explica la inestabilidad propia del adolescente, fenómenos que pueden potenciarse o prolongarse debido a un proteccionismo innecesario o, por el contrario, los padres abandonan al adolescente como "revancha" a los devaneos de autosuficiencia de su hijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada